miércoles, 5 de diciembre de 2012

Mi príncipe cumple años

Igual que hice aquí en agosto cuando mi linda cumplió años, hoy le quiero dedicar la entrada a mi hijo, que cumple 8 años. Yo le sigo llamando mi chiquitín, pero de chiquitín no le queda nada. Está hecho un grandazo, el más alto de su clase, por eso no nos extrañó que en la representación de fin de curso, le tocara el papel de “el padre”. Le sacaba más de una cabeza al compañero que hacía de hijo.
Quien lo iba a decir cuando en la semana 38 rompí aguas en la oficina, y a las pocas horas nacía en el hospital mi hijo, tan pequeñito y con unas piernas largas y delgadas; y mi madre todo el rato dando la matraca: “este niño va a ser siempre muy delgado y va a tener las piernas del abuelo”.
Este verano cuando le veíamos en bañador con ese cuerpo serrano que gasta ahora el colega, que si te diera una patada te tumba, no podía resistirme a decirle a mi madre: “lo tuyo premonitorio, eh madre?, menuda visionaria que estás hecha…”.
El niño nació delgado porque su embarazo no fue como el de la hermana, en el que yo me pude dedicar a conciencia a cuidarme. En su caso, tenía a otro bebé en casa. Cuando nació mi hijo su hermana tenía solo 16 meses, así que cuando a las 3 de la tarde salía del trabajo, me esperaba doble ración en casa, con una pequeñaja que había que sacar al parque, que estaba aprendiendo a andar y que no paraba.
De todas formas, el príncipe nació delgado, pero se agarró al pecho como un desesperado. Solo dormía y comía, y al mes ya lucía un aspecto rollizo que hacía aventurar por dónde iban los tiros con él.
Confieso que cuando estaba embarazada de mi hijo, me daba cierta penilla el pobre, porque pensaba que nunca le iba a poder querer tanto como a la mayor, que al ser la primera había despertado en mí un amor infinito. ¡Ay, que tonterías de madre primeriza!, fue verle la carita y me inundó la misma sensación de amor y protección por mi bebé. El amor se multiplica con los hijos, de una forma difícil de explicar.
Mi hijo fue el bebé más bueno que he conocido. Comía, dormía y siempre tenía una sonrisa preparada. No recuerdo ninguna llantina de esas desconsoladas con las que nos deleitaba su hermana de bebé. Todo le venía bien al canijo. Todos los cambios de alimentación los incorporaba con total facilidad. Aprendió a comer con cubiertos el solito. Yo les sentaba en dos tronas al lado, y la niña comía sola con sus cubiertos, y al niño le iba dando yo, hasta que un día me quitó el tenedor de la mano, y se puso él solo dale que tienes como un señor. Cuando de merienda le daba solo fruta, siendo un cani de un año, se metía el dedo en la boca y me decía: ¡jamón pa aquí!!!!!!!!!!. Por si me quedaba alguna duda de por dónde había que introducirle ese jamón que él echaba en falta después de la fruta.
Durante su primer año de vida, me cogí una excedencia así que estuve en casa con los dos, y fue la mejor decisión de mi vida. Qué bonitos recuerdos tengo de ese periodo. Y en gran parte se deben al bebé tan delicioso que fue mi hijo.
A partir de los 15 meses despertó a la vida gamberra, y ya empezó a liarla parda en cuanto te despistabas. Pintaba las paredes y todos los juguetes los usaba de martillo, por poner un ejemplo.
Los principales rasgos que describen a mi hijo, ahora apunto de cumplir sus 8 años son:
- Es muy cariñoso
- Es madrugador
- Se ríe mucho y tiene una risa contagiosa
- Es muy comilón. Entre sus comidas favoritas: cocido, lentejas, chuletón, cabrales y churros. Todo muy de dieta como veis…
- No le gusta hacer deberes
- No quiere hacerse mayor
- Le gusta mucho ver documentales y todo lo relacionado con animales y naturaleza
- Quiere tener dos perritos, dos gatitos, y un hermanito pequeño.
- No cree en la vida eterna, pero sí en las sirenas, a pies juntillas. Siempre le sorprende que en los documentales de animales marinos no salga ninguna.
- También cree mucho en todo lo que vende la teletienda. Cuando zapeando buscando sus dibujos cae en ese canal, tengo asegurados unos cuantos gritos tipo: ¡¡mamaaaa ven correeee, mira como deja ese líquido las alfombras!!!! correee ven!!!!!!!.
- Le encanta jugar, cantar, bailar y estar de vacaciones.
- No consigo imaginarme cómo será de mayor. Ni físicamente ni de carácter. Ay del día en que desaparezca su micro nariz, sus mofletes besuqueables, su voz de niño y abandone el infantilismo disfrutón que le acompaña….

Tenemos un ritual él y yo, que es el “Strangers in the night”. Cuando se levanta antes de que yo me vaya a trabajar, esto es, casi todos los días, se sube a un sofá, y hacemos un baile agarrado tarareando la canción de Sinatra: strangers in the night, stranging faces, lovers at first sight, larailailarailaraila… Hace que me vaya a trabajar con una sonrisa.

Muchas felicidades hijo mío, te quiero con toda mi alma.

21 comentarios:

  1. Ese ritual vuestro me ha encantado! Qué forma más bonita de empezar el día!!! Voy a ir poniéndole Sinatra a Peque... ;)
    Felicidades a tu príncipe!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Que bello post!! Gracias por el precioso relato... tienes ahi a un pequeñito encantador..
    Me encanta el ritual! que divertido! que bonito que compartan eso..
    Feliz cumple para tu niño! beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! el momento strangers es genial. Besos

      Eliminar
  3. Tengo la impresión de que tu hijo va a ser de ese tipo de personas que aportan muchas risas y mucho buen rollo, de hecho, ya lo hace. Todo un crack, vamos :-)

    Me encanta el ritual, como surgió?

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no lo se con exactitud. Tenemos un disco de Fran Sinatra que ponemos de vez en cuando, y marido y yo decíamos que esa era nuestra canción. Así que de pronto un día el niño dijo que ese era su baile. Hace tiempo empezamos a bailarlo por las mañanas, no se, supongo que se mezcló su espíritu madrugador, que somos mimosos, y que es una forma de retrasar la salida de casa... Besos!!

      Eliminar
  4. Felicidades al hombrecito!
    Has escrito una entrada preciosa. El niño tiene que que ser totalmente comestible.
    pero lo del ritual, me ha encantado!! Qué buena manera de empezar el día!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!. A mi me da pena que madrugue y no aproveche a dormir, pero claro, con el ritual del stranger me conquista...
      Besos!!

      Eliminar
  5. Felicidades. Aprovecha que enseguida no se dejará mimar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aprovecho, incluso abuso, je. Besos y gracias!

      Eliminar
  6. ¡Muchas felicidades, precioso! Qué edad más bonita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay sí, es una edad genial!! puedes hacer de todo con ellos pero son super inocentes y divertidos. Besos

      Eliminar
  7. Felicidades al cumpleañero!!! y a su maravillosa progenitora. Me has matado con la frase: el amor se multiplica con los hijos..., que lindo!!! y como yo solo tengo una, siempre me lo he cuestionado, si se podrá querer de la misma manera al segundo...
    Tu hijo es todo un guapetón!, ojalá no resultes ser una suegra muy celosa nena, mira que ya prontito se te dejarán caer las futuras novias jejeje. Ahora a celebrar!!!
    Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!!. Lo de los hijos es así, yo tenía muchas dudas, no pensé que esa locura de amor se pudiera repetir, pero sí, vaya que si se repite.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Felicidades . Seguro que se haría rápido amigo de Hugo

    ResponderEliminar
  9. Aaaaaay! (suspirito) como se les quiere a estos jodíos, con la de disgustos que dan, y la de alegrías claro.

    Es raro, porque normalmente, dicen, no tengo el gusto de haberlo experimentado, que el primero sale muy bueno, y de ahí que te animes a ir a por el segundo, que suele salir llorón e insoportable, en tu caso por lo que veo fue al revés.

    Lo que me he reído ja ja "jamón p'aquí" ja ja, pa verlo, de buen comer el mozo eh! joer! cabrales, que a mí me resulta fuerte, que barbaridad!

    Muchas felicidades para el pollito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te digo que si es de buen comer!!, no se le quita el apetito ni cuando está enfermo. No te digo más, que el cabrales lo descubrió con 14 meses y se quedó flipado. Yo iba con un potito para él, pero cuando vio el cabrales se lo empezó a comer untando los deditos y diciendo mmmmm
      Besos!!

      Eliminar
  10. Ohhhh que costumbres más bonitas!!!! me encanta lo que has explicado del "strangers in the night"

    Alpaca se despide con:

    Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.

    Autor: Aristóteles

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  11. Preciosa entrada. ¡Cómo se les quiere!
    ¡¡¡Felicidades al príncipe!!!
    Disfrútalo mucho mucho, porque es la mejor edad con diferencia. Por lo que cuentas, me da que será siempre una persona alegre y cariñosa y eso no tiene precio, amiga.
    Con la dieta que lleva, se criará alto y fuerte, nada de ñoñerías con el estómago jajajjajaja
    Besazo

    ResponderEliminar
  12. Tu niño parece ENCANTADOR!!! Muchisimas felicidades a ese chiquitin tan grande!!! 8 añazos, MADRE MIA!!! Jo, y ya sabes que yo soy SUPER fan de Sinatra!!! jajaja ;-) Muack!

    ResponderEliminar